Por qué soy Coach Inmobiliario.
Mi trayectoria profesional.

Por qué soy Coach Inmobiliario. <br>Mi trayectoria profesional.

“He avanzado, he retrocedido, he vuelto a avanzar y retroceder; y en este ciclo de sube y baja, sigo alcanzando mis objetivos. Estoy satisfecho”. 

Te cuento un poco sobre mí para ayudarte a decidir si soy la persona que podría ayudarte a mejorar tu negocio inmobiliario.

Mi nombre es Carlos Pérez y mis logros profesionales son los suficientes para poder facilitar hoy, después de 24 años en el sector inmobiliario, un servicio de coaching profesional que da resultados.

Prueba de ello son los resultados que han conseguido muchos de mis alumnos y todos mis clientes.

No lo sé todo, pero durante mi trayectoria profesional en este sector inmobiliario, del que estoy enamorado, he aprendido algo, y mucho de ese “algo” me ha costado sacrificio, tiempo y dinero.

No pretendo ser humilde, domino muy bien el marketing y la venta inmobiliaria y esto me capacita para ejercer de coach para agentes inmobiliarios, agencias y promotoras. Y sigo poniéndome al día con las nuevas técnicas de marketing online. Yo también me inscribo en curso online. 

Entré en este sector de casualidad. Y entré por dinero. Después de graduarme en la Universidad, en Londres en Administración de Empresas, comencé a trabajar en el sector financiero en la City de Londres. Tras unos años bastante felices y productivos, una empresa de head-hunters me captó para una empresa inmobiliaria.

Me destinaron a la Costa del Sol en España a vender inmuebles a ciudadanos británicos. Vendía inmuebles como caramelos en la puerta de un colegio, no porque fuera un buen vendedor; sino porque la libra esterlina estaba altísima, había una demanda increíble y trabajaba para una empresa de prestigio.

A pesar de tener un trabajo casi “ideal”; pronto me sentí descontento, porque mi trabajo no era satisfactorio y porque me di cuenta, (gracias Ángel de la Guarda), que podía ganar más dinero y obtener más satisfacción trabajando para mí.

Creé una consultoría inmobiliaria en Londres con otro socio para vender casas y apartamentos en la costa española y poco a poco, con altos y bajos, en sólo 4 años nos labramos un nombre en el mercado hasta tal punto que promotores españoles y portugueses nos buscaban para que les vendiéramos sus proyectos sobre plano en el Reino Unido.

Fueron años intensos y no puedo decir que lucháramos demasiado o trabajáramos duro para conseguir muy buenos resultados. Habíamos implantado un método de captación y venta que todavía hoy creo es uno de los mejores que  han existido en el mercado.

Éramos profesionales, vendíamos un montón y teníamos un equipo bien formado.

Vendimos en España, Portugal, Cabo Verde Sudáfrica, Reino Unido, Panamá y en la República Dominicana. Durante estos años me invitaron como conferenciante y para impartir seminarios en México, Colombia, Venezuela, Argentina y en España.

Al final decidí que necesitaba un descanso lejos del sector inmobiliario para dedicarme a otros proyectos personales y pasar unos años como asesor. ¡Ah! pero tenía un Ángel de la Guarda que cuidaba de mí! Fue en esos años precisamente cuando llegó la crisis inmobiliaria a España y cuando descubrí INTERNET.

Internet. ¡Wau! Esto sí que me cambió la vida. Esto de enviar y recibir mensajes a través de algo llamado email o buscar información en algo llamado Yahoo! o Google me entusiasmó.

A medida que conocía más sobre internet, más me atraía. Durante un curso intensivo en Londres sobre marketing online, fue cuando me di cuenta que internet era el medio ideal para poner en práctica el proyecto que tuve en su día y había guardado en el cajón: coaching inmobiliario y formación en un sector que necesitaba de estos servicios desesperadamente.

Y aquí me tienes. Con este sitio web y con mis cursos, tutoriales y servicio de coaching. No he mencionado mis altos y bajos y muchos detalles de mi trayectoria, porque en realidad ¿a quién le importa?

A la gente inteligente sólo le interesa saber qué les puedo aportar para mejorar sus vidas profesionales. Aunque siempre viene bien saber algo de mi trayectoria profesional y conocerme un poco como persona antes de contactar conmigo.

Soy consciente de que hay gente a la que simplemente no le va a gustar mi cara o no le voy a caer bien. Mejor que no me contacten, a que me contacten y perdamos ambos el tiempo.

Otro factor que tampoco me quita el sueño es que mi forma de enfocar el negocio inmobiliario y de cómo debería trabajarse en el sector inmobiliario tiene algunos detractores.

Estoy en contra de la típica exclusiva que se puede sin que te la tengas que ganar, de muchos portales inmobiliarios, de algunas franquicias, de algunos CRM, de algunas MLS, de cierto tipo de formación inmobiliaria y de algunos conceptos de la profesión inmobiliaria que parecen estar escritos en piedra y no son verdad.

Sí, tengo algunos detractores, pero cuento con la inmensa satisfacción de contar con bastantes alumnos y clientes en varios países eternamente agradecidos. Y parece que la cifra va creciendo. Esto no se paga con dinero.

| ¿Soy un Coach o un Mentor?

Una pregunta que requiere una clara respuesta para que puedas tomar una decisión correcta antes de contactarme, es sí soy un coach o un mentor.

El coaching y el mentoring son 2 términos similares vinculados al desarrollo de las habilidades y conocimientos en las personas, principalmente en el entorno laboral. Pero no son lo mismo; existiendo una serie de diferencias fundamentales entre ambos.

Al analizar las funciones que desempeña un coach y las que desempeña un mentor, mi actividad tiene un poco de las dos. Quizás sea más un mentor que un coach para los agentes inmobiliarios y más un coach que un mentor para las agencias y promotoras que contratan mis servicios.

Debido a lo particular de mi trabajo en el sector inmobiliario, puedo decir que actúo como coach y mentor según la situación y en base a lo que me solicitan mis alumnos y clientes.

Mi estrategia personal, probada y efectiva, se fundamenta en el dominio de la comunicación en la venta; en un conocimiento exhaustivo del producto, en el enfoque de “ayudar a comprar y no en vender”, en dominar el marketing inmobiliario de contenidos y en mis 3 Reglas de Oro de la Venta Inmobiliaria.

Al implementar mi estrategia con varias técnicas de venta específicas para el sector inmobiliario, se consiguen unos resultados muy superiores a los habituales en este sector.

| Conóceme un Poco Mejor. Así Trabajo.

¿Qué haces la primera hora de tu jornada laboral? “Comprobar mis correos entrantes y clasificarlos. Recibo bastantes correos al día y por el momento sólo puedo responder un 60% de ellos; el resto los responde mi ayudante Elvira, (tener a Elvira es otra de las cosas que debo agradecer a mi Ángel de la Guarda)”.

 ¿Cuáles son las apps o herramientas sin las que no puedes vivir? No soy muy amigo de la tecnología para mi vida personal. Sólo la utilizo en mi trabajo si puedo obtener un rendimiento real”.

Hoy no podría realizar mi trabajo sin YouTube, (amo YouTube), sin Facebook, sin AWeber, sin Google Analytics,  sin WordPress, sin Skype o Zoom y sin el diccionario WordReference.  Y ya que estamos, decirte que no tengo Whatsapp y nunca lo tendré. A mí me van las explicaciones largas.

¿Qué otros gadgets son imprescindibles además de tu móvil y el ordenador? “Procuro utilizar poco el móvil, (tengo Skype que es genial), y la verdad es que no me gustan muchos los gadgets”.

 ¿Cuál es tu espacio de trabajo preferido? Mi oficina. Y cuando tengo un problema que me está quitando el sueño, me voy a correr o a caminar. Siempre encuentro buenas soluciones cuando estoy en movimiento”.

¿Qué música escuchas mientras trabajas? “¿Música cuando trabajo? No me jodas. Yo no puedo trabajar con música. ¿Quién puede trabajar con música, disfrutarla y concentrarse en su trabajo al mismo tiempo? Me gustaría conocer a ese genio”.

¿Cuál es tu mejor truco para ahorrar tiempo? “Haber adquirido el hábito de la planificación y de la buena programación. En mi trabajo es imprescindible la buena organización”.

¿Cómo gestionas las listas de tareas? “Establezco tareas semanales y luego por días. Durante el día las divido en importantes y en urgentes y las paso a la mañana o a la tarde. No siempre funciona, pero funciona lo suficiente para seguir utilizando este método”.

¿Cuál es tu secreto para ser productivo? La visualización. Si quieres algo en la vida visualízalo una y otra vez y el mundo se pondrá de tu parte para que lo consigas. Y cuando digo el mundo, no exagero”.

¿Cuál es tu rutina para desconectar del trabajo? “No tengo rutina. Yo nunca desconecto del trabajo, porque mi trabajo es mi vida. Trabajo en lo que me gusta y de una u otra manera siempre estoy pensando en algo relacionado con mi trabajo”.

Eso no quiere decir que socialmente este hablando constantemente de mi trabajo. En realidad hablo poco sobre mi trabajo en mi vida social, porque no quiero ser aburrido, a la gente le gusta hablar sobre sí misma y escuchado aprendes cosas sorprendentes.

 ¿Qué haces antes de ir a dormir? No tengo una rutina. Hago vida familiar. No me gusta leer en la cama, por lo que  cuando no me siento a leer algo, accedo a YouTube donde puedes distraerte un poco y sobre todo aprender lo que quieras. YouTube en la mejor Universidad que existe”.

 ¿Qué consejo ofrecerías a un futuro emprendedor inmobiliario? Hoy, en el sector inmobiliario para tener éxito tienes que aprender habilidades que antes no eran necesarias; entre ellas: WordPress; Copywriting Inmobiliario, email marketing, Telemarketing inmobiliario; habilidades de comunicación… la lista es un poco larga. Cuanto antes las aprendas antes alcanzaras tu objetivo.

 ¿Cuál es el mejor consejo que has recibido? Para mejorar mi vida personal varios. He tenido esa suerte. Para mejorar mi vida profesional, el mejor consejo que me han dado es algo así como: “Carlos, recuerda que el dolor es inevitable, pero el sufrimiento es opcional”. Un consejo que me ayuda en muchas ocasiones y siempre me viene a la mente en los momentos complicados”.

Llena el espacio en blanco: Siempre desea lo mejor, pero prepárate para lo peor”.

| Algunas frases que han mejorado mi trabajo y mi vida.

“La imaginación es más importante que el conocimiento”.

“En  marketing saber lo que todo el mundo sabe es como no saber nada”.

“Tú eres tu primer producto. Por tanto, es fundamental que te posiciones correctamente en el mercado”.

“La diferencia entre la genialidad y la estupidez es que la genialidad tiene sus límites.”

“Un problema sin solución es un problema mal planteado. Encontrar la respuesta correcta depende normalmente de plantear la pregunta correcta”.

“Sólo piensa bien el que se expresa bien, que nadie tiene más ideas que palabras”.

“Podemos decir que al menos el 60% de los problemas empresariales son consecuencia de la mala comunicación”.

“Uno de los favores más grandes que un hombre puede hacer a otro es ayudarle a tomar una decisión inteligente”.

“Cuando llega el momento real de hacer las cosas, siempre se necesitan menos arquitectos y más albañiles”.

“El carácter de una persona lo determinan los problemas que no puede eludir y el remordimiento que le provocan los que ha eludido.”

“Tengo que ayudar a los demás; ésta es la penitencia que he de hacer por mis pecados.”

“Encuentra una mujer de la que puedas decir: hubiera podido encontrarla más bella, pero no mejor”.

Por qué soy Coach Inmobiliario. <br>Mi trayectoria profesional.

Capacitación Inmobiliaria:
"El Mejor Día para Vender"

capacitación-inmobiliaria-el-mejor-dia-para-vender

| Si lo Puedes Imaginar, lo Puedes Conseguir. Sólo Necesitas Decisión. 

El tema que voy a desarrollar en este artículo debería enseñarse en cualquier curso de capacitación inmobiliaria. Es un tema que ayuda a los agentes a incrementar sus ventas un 100% y les ayuda a entender lo que significa la motivación y la ambición sana.

¿Qué día crees que es el mejor para vender un inmueble? Respuesta: el mismo día que cierras una venta.

¿Por qué? Porque justo después de cerrar la compra-venta en el Notario, o justo después de que tu cliente firme el contrato de reserva, o justo después de que el cliente haga el depósito de reserva, … es cuando tu autoestima está por las nubes. Te sientes satisfecho de ti mismo/a como vendedor inmobiliario  y profesional. Te gustas más a ti mismo/a. Te sientes un ganador/a.

Ese mismo día en que concluyes una venta es el mejor día para vender.

Muchos agentes inmobiliarios pierden esta gran oportunidad por falta de preparación mental y a veces por falta de ambición. Ya han cubierto la cuota del mes, han ganado una buena comisión con esta venta y el resto del mes ya está cubierto.

Tener ambición y aprovechar la cresta de la ola, cuando la satisfacción interior está en su punto álgido es una de las razones por las que los agentes de bienes raíces con mayor éxito tienden a vender 1-2 inmuebles cada mes.

Aprovecha tu entusiasmo, tu felicidad, tu motivación para seguir vendiendo justo después de cerrar una venta. Haz esas 4 llamadas antes de que finalice la jornada laboral y deja la cerveza para el sábado o para cuando llegue a casa.

Ahora estás eufórico y tú actitud se va a notar en la forma en que le hablarás a tus clientes.  Tu lenguaje corporal y tu voz transmiten seguridad y confianza. Los sentimientos son contagiosos, altamente transferibles entre personas. Por esta razón venderás mejor y cerrarás otra venta dentro de unos días.

|  “Curso Capacitación Inmobiliaria”: Para no Perder el Norte.

No bajes la guardia; no seas complaciente; no seas conformista, porque hoy ,que has cerrado una venta es cuando tienes todos los astros están a tu favor para acelerar la decisión de compra de muchos de tus clientes.

curso capacitación inmobiliaria Recuerda: el cliente no compra cuando quieres tú; compra cuando quiere él. Hoy, tras cerrar la venta sucede algo en ti que influirá positivamente en la imagen que el cliente tiene de ti y de tu inmueble.

Hoy es el día para telefonear a ese cliente que no termina por decidirse; a ese cliente que está siendo un poco difícil. Hoy es el mejor día para vender. No lo desaproveches.

Hoy tu actitud y confianza en ti mismo es lo que te hará vender más, más rápido. Mañana es otro día y el efecto subconsciente ya se ha desvanecido.

Cerrar una venta no es el final de tu ciclo, es el comienzo que necesitabas para cerrar más ventas este mes y el siguiente y seguir así, mes tras mes. Sólo necesitas despegar, sólo necesitas la primera venta y no conformarse, porque el futuro es incierto.

Actuar así no es sólo una cuestión de actitud y motivación, es también una técnica de venta que debes utilizar: apoyarte en una venta, para conseguir otra. Y otra, y otra.

Obviamente no venderás un inmueble cada semana, pero comprobarás que venderás al menos otro mes, por esfuerzos que hiciste el pasado mes cuando vendiste un inmueble el mes anterior a ese . Esto es un ciclo.

Bien, aquí llegamos al escepticismo general de que es imposible mantener un ritmo de venta de 1-2 inmuebles al mes todos los meses. ¿Imposible? Es posible y demostrable. Lo que es improbable es que puedas llevar a vender varios inmuebles al mes, si no te preparas primero para conseguirlo; si no trazas un plan de preparación previa. Esto deberían enseñarlo en todo curso Capacitación inmobiliaria.

El mejor día para vender te llegará si te preparas durante unas semanas para coger el ritmo; si siembras esta semana para recoger en las siguientes y así sucesivamente.

Te pongo un ejemplo; si contactas con sólo 10 clientes al día durante 4 semanas, (suponiendo que realices esas 200 llamadas de forma efectiva), la 5ª semana ya estarás empezando a ver los frutos de tu trabajo y esa semana aparecerá el mejor día para vender. Si no desaprovechas este hermoso día, tendrás que volver a empezar.

| Capacitación Inmobiliaria: Cómo llegar a ese Mejor día para Vender.

Aprovecha ahora que acabas de vender un inmueble para perder tu miedo a esa llamada y para tomar más riesgos.

No te conformes con una venta que te ha generado $3.000 en comisiones. Ahora es cuando puedes doblar esa comisión, cuando te sientes más competente, más atractivo/a. Hoy, que has cerrado la venta, es el mejor día para vender.

curso capacitación inmobiliaria Esta es una lección que siempre he predicado a mis alumnos. No seas complaciente, porque los clientes compran cuando quieren ellos y no cuando quieres tú. Muchos clientes necesitan ese empuje que tú no estás dispuesto a darles cuando estas bajo de moral.

A mis alumnos les recuerdo que al comenzar a comercializar una nueva promoción inmobiliaria, la parte difícil es conseguir las 2 ó 3 primeras reservas o ventas, luego es cuestión de mantenerse ahí y no ser complacientes.

Primero hay que preparar bien la estrategia y los procedimientos, luego implementarlos y nunca bajar la guardia esperando por esos “mejores días para vender”.

Si tienes experiencia en la venta de nuevas promociones inmobiliarias, te habrás dado cuenta que las ventas suelen generarse en grupos de 3-4 ventas justas en unos pocos días seguidos o incluso en un mismo día.

Sí, hay alguna venta solitaria de vez en cuando, pero la mayoría vienen en grupo. No te confundas, esto no se debe al efecto de la nueva campaña promocional que pusiste en circulación hace unos días. Es debido a la actitud que tomas ante los clientes.

La venta tiene mucho que ver con tu actitud. Motivarse no es fácil cuando un cliente te dice el viernes que te llamará el lunes para firmar el contrato y no aparece nunca. Cuando los clientes son intransigentes, impuntuales o no te dicen la verdad.

Si esto te sucede inmediatamente después de haber concluido una venta, te afectará muy poco debido a tu estado de ánimo. Por tanto, aprovecha los momentos en que no tienes que esforzarte en motivarte a ti mismo, porque la motivación aparece.

¿Qué sucede cuando un cliente te agradece de corazón tus servicios aunque no compre?  Te hace sentir bien y sabes que tu trabajo se valora. Este es un buen momento para vender.

curso capacitación inmobiliaria Durante mi trabajo como coach me he encontrado con agentes inmobiliarios con un potencial enorme, pero fallan en un aspecto: en la ambición.

Son complacientes y no se esfuerzan en seguir vendiendo, porque se dicen a sí mismos, al concluir una venta, que se merecen un premio, (vamos a celebrarlo con unas cervezas), y un descanso. Que mañana será otro día. Ente enfoque les hace perder el ímpetu de la ola.

Procura que no te pase a ti y cuando te llegue el mejor día para vender aprovéchalo.

| Curso Capacitación Inmobiliaria: Crear tu propio Negocio Inmobiliario.

Como agente inmobiliario, invertir en tu capacitación es algo indispensable. Si tu meta es formarte como agente independiente o como corredor inmobiliario, es importante que no percibas tu capacitación como un gasto sino como una inversión.

Para cualquier negocio inmobiliario, la capacitación ha de ser tomada como un asunto de vital importancia, ya que el desarrollo personal y profesional de los colaboradores, implica crecimiento a largo plazo para la empresa.

Y si lo que deseas es establecer un negocio inmobiliario propio, debes saber que la capacitación inmobiliaria es fundamental para generar una empresa que crece y genera beneficios de forma rentable y escalable.

Esto se traducirá en una inmensa satisfacción tanto a nivel profesional como personal.

Te agradeceríamos que nos dejaras un comentario sobre este artículo ¿Crees que los cursos de capacitación inmobiliaria debería enseñar técnicas de motivación? Tu opinión nos interesa. Gracias.